top of page
Buscar

Storytelling y Storydoing


¿Qué es esto del Storydoing? ¿Qué diferencia existe entre el Storydoing y el Storytelling? Pues bien, comencemos diciendo que el Storytelling es lo que la marca dice, y el Storydoing es lo que la marca hace. El Storydoing es una de las tendencias de Marketing que está más en auge. Es una estrategia que invita al cliente a la acción, lo involucra y le da experiencias que hablan del producto y servicio que la empresa ofrece. Es una estrategia sencilla pero que requiere de mucha creatividad. Pretende involucrar al cliente potencial en una historia y, de ese modo, hacerlo vivir una experiencia diferente con el negocio. ¿Para qué? Para generar un mayor impacto en su público objetivo.

Es decir, el storydoing es pasar de las palabras a la acción. No se trata de decirle a los usuarios por qué tu marca o tus productos/ servicios son los mejores sino mostrarles que lo que dices es cierto. Es decir, desarrollar acciones que estén alineadas a los valores, beneficios y espíritu de tu marca predicado en el storytelling.

Es una estrategia que pretende crear una experiencia sobre los beneficios y utilidades del producto/servicio para los consumidores, involucrando a los usuarios en su historia y generando así una relación muy cercana con la marca, dado que ellos son los protagonistas de la historia.

La clave en el storydoing es generar emociones y reacciones que conecten al público con la marca.

A diferencia del Storydoing, el storytelling es utilizar recursos narrativos para contar historias que entretienen, enseñan, informan y cautivan. Estas

historias deben contener mensajes que refuerce los valores, beneficios y utilidades de la marca y/o producto/servicio.

Primero y principal para poder llevar a cabo este tipo de estrategias, y que toda marca debería de tener muy en claro: deben saber exactamente cuál es el mensaje que quieren transmitir a sus públicos. Es decir tener sus valores y propósitos de marca bien claros.

Contar historias permiten que el público comprenda fácilmente el mensaje que quieres transmitir, ya sea que se trate de conceptos complejos o hechos relevantes, que se emocionen y se sientan parte, pero para ello debes tener siempre presente cuál es tu mensaje, cuál es tu diferencial y a quién va dirigida tu marca.

La principal diferencia entre storytelling y storydoing es que, mientras que el storytelling cuenta una historia alrededor de la marca y/o producto, el storydoing realiza acciones para crear experiencias para los usuarios.

En el storydoing las acciones son más importantes que las palabras. Son la forma de mostrarle a los consumidores cuáles son los valores de la marca.

En ambos casos, Storytelling y Storydoing, se cuentan historias que pretenden emocionar al público. La diferencia está en cómo lo hacen y los recursos que se utilizan. No son términos alejados sino que se complementan y pueden utilizarse en conjunto para conseguir los objetivos de la empresa. Para hacer bien un storydoing, antes tienes que pasar por el storytelling.

Con el storytelling defines el mensaje y valores que quieres que el público recuerde de tu historia. Una vez que esto está definido, es momento de llevar esa historia al siguiente nivel con el storydoing.

¿Cómo hacerlo? Identificando las acciones concretas que convertirán esa historia en una experiencia para el público.

Un ejemplo de una marca que sabe como pasar del storytelling al storydoing es DOVE. Dove no solo brinda productos cosméticos, también incentiva el amor propio en la mujer, el valor de la belleza. Y cada campaña que esta marca desarrolla y cada mensaje que transmite es en fusión de estos valores, participando a mujeres comunes de todos los tipos de cuerpo, tez, peso y estatura.

En conclusión, la clave está en saber combinarlos y sacar lo mejor de cada uno. Las experiencias basadas en historias generan un mayor impacto en el público.


コメント


bottom of page