Buscar

¿Por qué es tan importante hacer Comunicación Estratégica para nuestra empresa?


En el artículo anterior les hablé acerca de Planificación y Organización. En él dejamos claro que, para optimizar los resultados de nuestra empresa y lograr alcanzar los objetivos que nos proponemos, debemos organizarnos.

Hoy les traigo un tema que viene muy enlazado a la planificación y organización: Plan Estratégico de Comunicaciones. Y bajo esta temática, antes que nada quiero centrarme en ¿por qué es importante comunicar?, ¿por qué debemos cuidar cómo, cuándo y dónde comunicar? y ¿por qué es tan importante planificar las comunicaciones de nuestra empresa?


Comunicar lo que haces es pieza fundamental para hacer crecer tu empresa. Tus potenciales clientes necesitan conocerte para elegirte. Necesitan saber de ti. Tanto aquellos que navegan por la web como los que buscan fuera de ella. Ambos necesitan encontrar lo que buscan y tu necesitas atraerlos para que, eso que buscan, lo encuentren en lo que tu ofreces.

¡Pero cuidado! Porque comunicar, o más precisamente hacer comunicación efectiva, no significa subir contenido al azar a las redes sociales, o hacer una publicación en algún medio offline como radio, prensa escrita o TV fuera de un marco estratégico. Comunicación efectiva está muy lejos de esto.

Una de las premisas fundamentales que manejamos siempre en la jerga de nuestro rubro es que “todo comunica”. Y cuando decimos “todo comunica” nos referimos a absolutamente todo. Tu presencia frente al cliente comunica, desde cómo estás vestido hasta cómo te expresas, cómo hablas o cómo te mueves. Tus actitudes frente a tus clientes comunican. Las decisiones que tomas frente a determinadas situaciones para con tus clientes, también comunican. Y, por supuesto que, los mensajes que trasmites a tus audiencias, sea en los medios de comunicación que sean o bien en una comunicación informal boca a boca, también comunican.

¿Qué quiero decir con esto? Que todo lo que haces, dices y muestras comunica lo que tu empresa es y, por ende, cómo tu empresa se vale. Los mensajes que proyectas son los que facilitarán o enlentecerán el acceso a nuevos y potenciales clientes. Y por esto, si no haces comunicación consciente, precisa, estratégica y planificada, estás mucho más cerca de alejar a los posibles clientes que de acercarlos. O bien, te va a llevar mucho más tiempo poder captarlos. Recuerda que una acción bien encarada suma, y una acción mal apurada ¡resta y mucho!

Por esto, debes cuidar y planificar cada uno de tus mensajes. Debes tener los pies sobre la tierra y la mente muy clara, y saber exactamente hacia dónde apuntas para saber lo que tienes que hacer.


Primero y principal: ¿Cuál es tu objetivo de negocio? ¿Quién es tu Público Objetivo (P.O.)? ¿Qué hace tu P.O. y dónde lo puedes encontrar? Debes conocer sus hábitos más frecuentes y saber dónde buscan la información. Por ejemplo, si tu sabes que tu P.O. son mujeres y hombres mayores a 70 años, que son jubilados y no utilizan dispositivos móviles, entonces muy probablemente no los encuentres en las redes sociales sino que puedas llegar a ellos a través de la prensa escrita o la radio. Y si fuera así, ¿en qué revista, periódico o radio? Si fuese radio, ¿am o fm? y ¿en qué horario los encuentras? Y así con cada medio para cada P.O.

Entonces, primero defines tu P.O. Pero como les comenté, deben ser muy específicos y lo más minuciosos posibles al momento de identificarlo. Cuanto más preciso seas, más específico y efectivo va a ser tu mensaje. Pero debes tener cuidado de no exagerar. Es decir, debemos ser precisos y minuciosos, pero sin dejar de contemplar a todos nuestros potenciales clientes.

Luego de tener esto claro, y sabiendo hacia dónde vas, es decir con las metas y objetivos que te has marcado, entonces ahora sí vas a definir tus mensajes y estrategia.


Para esto deberás hacerte algunas preguntas y contestarlas. Primero que nada, ¿cómo quieres que te perciban? Luego, ¿cuál es el mensaje que quieres transmitir? Una vez que tengas esto claro, debes comenzar a definir las acciones y estrategias para lograr llegar a ese P.O. con el mensaje exacto que quieres darle y en el lugar preciso.


Primero: las acciones. ¿Qué vas a hacer para lograr alcanzar y persuadir a tu potencial cliente? Define todas las acciones: lo que vas a hacer offline (fuera de internet) y online (en internet). Debes tener muy claro y argumentado por qué y para que vas a hacer cada acción. Cada acción debe perseguir una estrategia. Y aquí quiero poner el hincapié. Hacer comunicación estratégica hace la diferencia. Saber cómo, cuándo y dónde hacer las cosas, y hacerlas bajo ciertos criterios y objetivos, creanme que realmente hace la diferencia. Así que no se salteen este paso porque, de ser así, nada va a funcionar como debería.


Luego, de tener las acciones estratégicas definidas, debes identificar entonces cuáles son los medios y herramientas de comunicación más adecuados para ejecutar esas acciones, proyectar ese mensaje, alcanzar el P.O., dar la imagen que tu quieres dar y, con todo esto y algunos factores complementarios, construir tu posicionamiento en el mercado.


Tengan en cuenta en todo momento la imagen que pretenden proyectar. Si tu quieres, por ejemplo, dar una imagen de empresa preocupada por el medio ambiente, entonces ten en cuenta eso para todas las acciones que hagas. Por ejemplo, si vendes productos, entonces utiliza un packaging reciclable. Recuerda que todo lo que haces, dices y muestras está comunicando; está dando un mensaje de cómo tu empresa es.

Finalmente, una vez que tienes todas tus acciones definidas, debes planificarlas en un cronograma de tiempo. En él debes tener todas las acciones organizadas y planificadas para ser ejecutadas según los plazos que manejes y necesites para lograr la efectividad y el impacto del plan.

Por supuesto que ejecutar un Plan Estratégico, como pueden ver, no es cosa simple y se requiere mucho conocimiento de estrategia y planificación. Las acciones deben estar ordenadas, diagramadas y siempre, siempre, siempre perseguir uno o varios objetivos.

Me ha pasado en reiteradas ocaciones que llegan nuevos clientes a Marbatina con planteos como “estoy haciendo esto o aquello y no me da resultado” o “hice una pauta en tal lado y no me ha traído ni un cliente nuevo”. Y sí, efectivamente las acciones aisladas que se hacen por impulso, o porque “publico acá o hago esto allá” y creen que les va a traer más clientes no funcionan. Para hacer comunicación efectiva se necesita estrategia. Se necesita mucho pienso y, en lo posible, mucha experiencia en la gestión. Es el único camino para hacer un trabajo efectivo y que traiga retorno.


Recuerden entonces que todas las acciones que hagan por y para la empresa deben estar planificadas y organizadas en una linea de tiempo. Y aquí volvemos nuevamente a lo que hablamos en el artículo anterior: planificación y organización. Pueden recurrir a listas y planillas, pueden recurrir a herramientas digitales que los ayuden a organizarse. Pero sobre todo, si pueden, recurran y busquen apoyo en personas que tengan experiencia en esto y puedan asesorarlos porque les va a hacer la diferencia.


Anímense a salir de su zona de confort. Anímense a darle un shock de acción a sus empresas. ¡Pongan sus empresas en movimiento y les aseguro que van a notar los cambios!


Si te interesa este tipo de contenidos, puedes escucharnos todos los miércoles de 9:00 a 9:30 h por Reflejos 90.7 fm (Colonia Suiza) y online en donde cada semana hablamos de marketing y comunicación, con herramientas y Tips para apoyar e impulsar a empresas y emprendedores.


También pueden seguirnos en Instagram @marbatina_comunicacion el de la consultora y @empresasenmovimiento el del programa.

¡Estén atentos al próximo artículo que se las trae!