top of page
Buscar

3 Hábitos Clave para convertirte en una Mujer Vitamina.


Hoy quiero hablarles acerca de 3 Hábitos que para mi son calves para convertirte en una Mujer Vitamina.

Antes de empezar vamos recordar que ser Mujer Vitamina significa ser una mujer positiva, que vive y construye la vida que sueña. Que no se queda quieta sino que acciona, y busca las soluciones a todos los obstáculos. Y de todos aprende, porque se pone en “modo esponja” para absorber todo aquello que pueda sumarle a su crecimiento personal y profesional. Todo lo que reste, lo saca del camino. Porque sabe que hay personas “urgentes” que viven desde la negatividad y la urgencia, personas que restan, y no quiere ser invadida ni drenada por su energía. Entonces, avanza.


Las Mujeres Vitamina tienen hábitos, y son los hábitos, la constancia, la perseverancia, la buena energía que dan y también que atraen, la consistencia y la claridad algunos de los factores que la llevan a alcanzar sus objetivos. Los hábitos nos ordenan, nos guían, nos facilitan el camino y nos ponen justo en el lugar que queremos estar. Porque los transitamos con CONCIENCIA Y PRESENCIA. Y este es un punto CLAVE para lograr incorporarlos, aprehenderlos y vivirlos como parte de nuestro ser.


Y aquí voy con los 3 HÁBITOS que para mi son claves e indispensables para ser una Mujer Vitamina.


El HÁBITO NÚMERO 1 es el de ENTRENAR. Entrenar el cuerpo y, con ello, entrenar el alma. Nutrir a diario todo nuestro sistema con la energía positiva que provoca el ejercicio físico a través de la liberación de algunas hormonas como la sertotonina, dopamina y la endorfina. Hormonas que son responsables, en gran medida, de la sensación de placer y de disfrute. Hacer ejercicio cambia la manera de ver y vivir la vida. Y cambia mucho. Nos da mayor claridad, esto que tanto necesitamos para proyectar, para diseñar un Plan hacia la vida soñada, para trazar objetivos a corto, mediano y largo plazo. Es cierto que cuando venís de una rutina de Cero ejercicio cuesta un poco (a veces mucho) empezar. Pero creanme que empezar te cambia la vida: mejora tu sistema digestivo, mejora tu piel, mejora tu estado físico, mejora tu humor, mejora tu capacidad de razonamiento, mejora tus relaciones personales, mejora la relación contigo misma porque te ves y te sentís mejor. Hacer ejercicio mejora tu calidad de vida. Entonces, por más que cueste ese primer paso, por más que sientas pereza de hacerlo, debes proponértelo y hacerlo. Buscá una actividad que te guste, no tenés que salir a correr una maratón. Simplemente con una caminata diaria de 30 minutos ya basta. Pero debes hacerlo a diario. Y si un día los salteas por alguna razón, se consiente al respecto y se presente en ello. De esta manera, al día siguiente, vas a hacerlo con conciencia y vas a sentir lo bien que te hace. Yo, por ejemplo, todas las mañanas a las 6 - 6:30 de la mañana, hago bici y colchoneta en casa. A veces, cuando estoy muy cansada o si tuve alguna cena la noche anterior que terminé tarde, debo admitir que a la mañana siguiente me cuesta levantarme. Y también tengo que admitir que a veces me gana la cama por ese cansancio que tengo. Pero esto me pasa muy de vez en cuando y soy consciente de ello. Y en el correr del día o de la semana, vuelvo a enfocarme porque se que HACER EJERCICIO ME HACE MUY BIEN.


Como HÁBITO NÚMERO 2: Es importantísimo e imprescindible (para mi) tener una AGENDA BIEN ORGANIZADA. Primero necesitamos un Plan que nos indique hacia dónde vamos. Ese Plan se nutre de acciones que van a hacer las que permitan alcanzar nuestros objetivos. Pero si nuestra agenda diaria, semanal y mensual no está bien organizada, nuestro Plan no va a funcionar, nuestra vida va a ser un caos y, por tanto, vamos a sentirnos agotadas, abrumadas y drenadas por todo los factores externos que nos rodean. Necesitamos tener una “AGENDA TETRIS”, como le digo yo. Una agenda en donde podamos buscar el equilibrio a lo largo del día, cumpliendo con todos nuestros compromisos laborales y personales, organizando nuestro día en función de nuestra energía y de las tareas que debemos y que queremos cumplir. Hoy no voy a profundizar en cómo organizar nuestra agenda en función de nuestra energía porque esto da para todo un episodio, pero prometo que el próximo lo dedico a este tema porque es sumamente enriquecedor y productivo. Pero volviendo a la AGENDA TETRIS, necesitamos justamente encajar todas las piezas incluyendo: las tareas y compromisos laborales, reuniones de trabajo, trámites y gestiones personales, las consultas médicas, nuestro momento de ejercicio, el momento que destinamos a nosotras mismas (tan necesarios y en lo que profundizaremos más adelante); las actividades y momentos en los que debemos encargarnos de nuestros hijos (las que somos madres), el momento con nuestra pareja, con nuestros amigos, y demás factores que conforman la vida de una persona. Nuestra agenda debe contemplarlo todo. As vamos a obtener una especie de “foto” de nuestra vida, que vamos a observar y a organizar como mirando desde arriba, y vamos a mover fichas para optimizarla todo lo que podamos y para hacerla mucho máás productiva. Porque en definitiva, solamente teniendo una agenda organizada vamos a poder hacer todo aquello que nos nutre, que nos energiza y que nos da las herramientas para ser esa Mujer Vitamina que queremos ser.


Y finalmente, como HÁBITO NÚMERO 3, y les diría que uno de los puntos más relevantes en la vida, es CUIDAR TU ENTORNO Y ELEGIR CON QUIÉN TE RODEAS. Cuidar tu entorno significa rodearte de personas que sumen a tu vida. Personas que vivan a través de lo positivo, que nutran tus ideas, que aporten valor a tu día a día. Personas que te den para adelante cuando lo necesites, pero también que sepan ser sinceros cuando necesitas una opinión sincera. Personas que vivan desde la humildad y la autenticidad, desde la fraternidad y la solidaridad. Y no desde el egoísmo o la envidia. No desde la negatividad y la queja. No desde el egocentrismo. Sino personas que emanan luz. Con quienes puedes y quieres hablar, porque no van a buscarle el problema sino la solución a todo. Personas con las que puedas compartir una charla que aporte a tu crecimiento personal y profesional, pero también una charla banal, distendida y amena que te saque de la estructura de la rutina y te ayude a relajar un poco. Personal que suman. Personas que también, consiente o inconscientemente, son Personas Vitamina.


Espero que estos 3 HÁBITOS, que para mi son claves e indispensables para ser una Mujer Vitamina, te ayuden a ti a dar el paso que necesitas para ordenar tu camino, para potenciar tu energía y para ser esa Mujer Vitamina que queres ser. Porque el cambio empieza en uno. Y si nosotras no hacemos nada por estar en ese lugar que queremos estar, nadie lo va a hacer por nosotras. Y tu puedes ser, sin lugar a dudas, la Mujer que te propongas ser. No importa lo que te digan. No importa lo que opinen los demás. Enfocate en tu HÁBITOS y alcanzá tus objetivos con claridad y con mucha paz interior.

Con esto las dejo para reflexionar, para inspirarse y para motivarse a dar el paso y abrirse a nuevos hábitos. Construir la Mujer Líder que tu vida y tu negocio necesitan es posible, y solo depende de ti.


¡Te espero en el próximo artículo!

Comments


bottom of page